Sí estás buscando información acerca de los tipos de ventanas que puedes colocar en tu casa, te invitamos a que no dejes de leer esta nueva entrada de nuestro blog. 

Tipos de ventanas según el material  

Para empezar, te vamos a contar que en Alu-mader puedes encontrar diferentes opciones si en lo que te estás centrando es en el tipo de material. 

Así, puedes elegir entre ventanas de aluminio, ventanas de madera y ventanas mixtas, es decir de madera y de aluminio. Estas opciones proporcionan sin duda alguna una buena cantidad de ventajas en cuanto a estética y aislamiento. Sin olvidar que ambos materiales son ecológicos y reciclables. Un detalle muy a tener en cuenta actualmente. 

¿Y según el tipo de apertura? 

El sistema de apertura es otra cuestión realmente importante. Hay que tener en cuenta, que se antoja imprescindible, no solo por estética, sino por funcionalidad y espacio. 

Corredera

Quizá sea una de las ventanas que más se ha utilizado desde hace años. Ofrecen gran comodidad a la hora de abrir o cerrar, ya que no ocupan nada de espacio, fundamental si disponemos de pocos metros en nuestra vivienda. 

Eso sí, no disfrutarás de una apertura completa si la necesitas, y, la limpieza y el mantenimiento puede resultar un tanto incómodo. 

Batiente

Otro modelo de ventana muy utilizado también desde hace décadas, antes que el diseño corredera. Con este tipo disfrutarás de una apertura completa, independientemente de si la eliges con una o dos hojas.

En contra, precisa de espacio para poder abrirse y cerrarse. Quizá no sea tu mejor opción si los metros o el mobiliario suponen un impedimento en este sentido.

Abatible

Este tipo de apertura para tus ventanas de aluminio, de madera o mixtas, son aquellas que se abren de manera inclinada a una sola posición. También son cómodas en cuestión de espacio, pero no disfrutas de una completa apertura. 

Plegables

Una gran opción para todo tipo de necesidades. Su apertura permite plegar una hoja sobre la otra, lo que te va a permitir disfrutar de una apertura completa y sin ocupar apenas espacio. 

Oscilo batientes

En este caso vas a disponer de dos tipos de apertura en la misma ventana. Por un lado tendrás una apertura completa de la hoja, y, por otra podrás abrirla con una ligera inclinación hacia el interior. Esta última supone poder abrir ligeramente la ventana para ventilar por ejemplo, sin ocupar apenas espacio y además puede proporcionarte un plus de seguridad si tienes niños pequeños en casa. 

Ahora ¿sabes qué tipo de ventana quieres para tu casa? Visita Alu-mader o ponte en contacto con nosotros y consúltanos, te ayudaremos a elegir. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.